QR

Mauricio Sánchez Scott

Mateo 24:6-13 RVR1960

“Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores. Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, este será salvo.”

2 Timoteo 3:1-5 NVI

“Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. La gente estará llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, insensibles, implacables, calumniadores, libertinos, despiadados, enemigos de todo lo bueno, traicioneros, impetuosos, vanidosos y más amigos del placer que de Dios. Aparentarán ser piadosos, pero su conducta desmentirá el poder de la piedad. ¡Con esa gente ni te metas!”

Josue 7:10

“Pero el SEÑOR le dijo a Josué: —¡Levántate! ¿Por qué estás ahí con tu rostro en tierra?”

“Orando” no es suficiente

Juan 14:6

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Salmos 119:105

Lámpara es á mis pies tu palabra, Y lumbrera á mi camino.

Tecnología PARA AVANZAR

Génesis 3:24 NVI

Luego de expulsarlo, 

puso al oriente del jardín del Edén a los querubines, y una espada ardiente que se movía por todos lados, para custodiar el camino que lleva al árbol de la vida.

Hebreos 4:12

Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. 

Efesios 6:17

Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;

Salmos 5:12 RVR1960

Porque tú, oh Jehová, bendecirás al justo; Como con un escudo lo rodearás de tu favor.

Romanos 13:7-8 NVI

Paguen a cada uno lo que le corresponda: si deben impuestos, paguen los impuestos; si deben contribuciones, paguen las contribuciones; al que deban respeto, muéstrenle respeto; al que deban honor, ríndanle honor. No tengan deudas pendientes con nadie, a no ser la de amarse unos a otros. De hecho, quien ama al prójimo ha cumplido la ley. 

Salmos 37:25 NVI

He sido joven y ahora soy viejo, pero nunca he visto justos en la miseria, ni que sus hijos mendiguen pan.

Proverbios 21:21

El que va tras la justicia y el amor halla vida, prosperidad y honra.

Salmo 112:6

El justo será siempre recordado;
ciertamente nunca fracasará.

1Pedro 3:14

¡Dichosos si sufren por causa de la justicia! «No teman lo que ellos temen, ni se dejen asustar»

Salmo 34:15

Los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos, atentos a sus oraciones.

Salmo 37:28

Porque el Señor ama la justicia
y no abandona a quienes le son fieles. El Señor los protegerá para siempre, pero acabará con la descendencia de los 

malvados.

Isaías 32:17

El efecto de la justicia será paz; el resultado de la justicia será tranquilidad y seguridad para siempre.

Mateo 6:25

Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

28 Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan;

29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.

30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?

32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Back to top